miércoles, 3 de octubre de 2012

Características elementales de una estructura sismorresistente.


                                                        ESTRUCTURAS SISMORRESISTENTES 

                                                Características elementales de una estructura sismorresistente.

   En los últimos años el mundo ha sido sorprendido por distintos movimientos sísmicos que han dado origen a una gran variedad de desastres estructurales, como por ejemplo: la ruptura o desvanecimiento de ciertas edificaciones.  Por esta razón es evidente que los edificios más resistentes contra movimientos sísmicos son aquellos que tienen una verdadera planificación, con un diseño y una configuración estructural, los cuales son propicios a obtener la resistencia suficiente para soportar las fuerzas generadas por un sismo.

   Una estructura responde a un movimiento sísmico de diferentes maneras, según su configuración y su diseño, las características más elementales de este tipo de edificaciones son: el tipo de suelo donde se encuentra la edificación, los materiales utilizados en la construcción del mismo, la resistencia de dichos materiales, la forma de la estructura y su sistema de apoyo.

Según, Arnold y Reithman (1991) afirma que:
Mayormente cuando una edificación colapsa durante o después de un sismo, es a causa de    la carga vertical, la cual hace que el edificio caiga hacia abajo y no hacia adelante, esto también ocurre porque las fuerzas laterales  agotan cualquier posibilidad de resistencia estructural y por efecto de la fuerza de gravedad la estructura se debilita hacia abajo. (p.38)

   Por esta razón se deben estudiar cada una de las características de un edificio propicio para soportar las fuerzas de un sismo y no desvanecerse durante el mismo.

   Tomando en cuenta la forma de los edificios lo más probable es que durante un movimiento sísmico cada una de las secciones se muevan de manera distinta, es por esta razón que se recomienda que cada sección se construya por separado y se unan por medio de pasillos que permitan cierta estabilidad al momento de un sismo; también es recomendable construir edificios con una uniformidad tanto en su planta y alzado como en su sistema constructivo y materiales, debido a que en edificios de este tipo el cálculo contra sismos es mucho más fácil y concreto.

   Tomando en cuenta los materiales de construcción, para obtener un mejor resultado en cuanto a la resistencia de un edificio durante un sismo, se recomienda que los materiales sean de buena calidad para garantizar una resistencia suficiente por parte de la estructura, del mismo modo dicha esta estructura podrá absorber las energías que las fuerzas sísmicas le otorgan a edificio cuando estas actúan.

   En las fachadas dan mejores resultados los recubrimientos integrales, se deben usar elementos debidamente anclados para que las losas puedan sujetarse y les permitan moverse gracias a un espacio que se deja entre ellas, esto se hace con la finalidad de obtener un equilibrio entre el sismo y el edificio.

Así como lo dice, Creixell (1968) señala:
Una estructura sismorresistente normalmente se construye en un suelo firme que tenga una buena cimentación y así poder transmitir con seguridad el peso de la edificación al suelo. Sin embargo, las construcciones pueden ser rígidas o flexibles, dependiendo del tipo de terreno donde se construya y la distancia del edificio con respecto al epicentro del sismo. En terrenos suaves y en sitios alejados del epicentro, se recomiendan construcciones rígidas, porque los periodos del movimiento sísmico son más largos. En terrenos duros y cercanos al epicentro del sismo, se recomiendan construcciones flexibles, porque los periodos del movimiento sísmico son más cortos. (p.152)

   Basándonos en el tipo de estructura, una edificación tiene mayor resistencia sísmica si su estructura es sólida, simétrica, uniforme y continua; se recomiendan las estructuras de concreto armado o las de acero, construidas con verdaderas armaduras que tengan mayor rigidez. La mayoría de las estructuras sismorresistentes se caracterizan por las uniones de sus elementos, es decir, los empotramientos de sus viguetas en cada una de sus columnas.

   Es importante destacar que el edificio no se ve afectado por el movimiento del suelo sino por las fuerzas de inercia generadas internamente, esas fuerzas se generan a causa de la vibración del edificio durante un sismo. Creixell, J. (1968) define las fuerzas de inercia como “el producto de la masa por la aceleración (F=m*a)” (p.39). La masa es una característica del edificio, sin embargo, la aceleración es una función de la naturaleza del temblor, debido a que es una fuerza, por lo general, un aumento de la masa produce un aumento de la fuerza.

   Una edificación debe tener una planificación sismorresistente, la cual debe someterse a una serie de pruebas para poder calcular de manera concreta las diferentes respuestas del edificio al momento de un sismo; estas respuestas son cada vez más favorables si la edificación posee las características más adecuadas para una construcción sismorresistente, es decir, si se utilizan materiales de buena calidad, se construyen los edificios por secciones, se construyen en terrenos firmes con una buena cimentación y se construyen estructuras sólidas, simétricas y uniformes.

   Sin embargo, los sismos son impredecibles, por lo tanto, las edificaciones no siempre respondes según los cálculos realizados, es por esto que siempre se debe hacer un mantenimiento habitual en la edificación y así, ésta esté  preparada para propiciar la suficiente resistencia ante un sismo en cualquier momento.



*        Arnold, C. y Reitherman, R. (1991). Manual de configuración y diseño sísmico de edficios, volumen 1. (primera edición, ciencia y técnica, S.A). México: Grupo Noriega.
*        Bozzo, L. y Barbad, A. (2000). Diseño sismorresistente de edificios: técnicas convencionales y avanzadas. (edición es español). Barcelona, España: Reverté, S.A.
*        Creixell, J. (1968). Construcción antisísmica: criterios para su cálculo y diseño. (Compañía editorial continental, S.A).  Austin, Texas: continental.
Oriana Aponte
CI: 21469366

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada